Los Ayuntamientos y los Alcaldes, tienen atribuidas competencias en materia de Protección Civil, según lo establecido en los artículos 21.1.j), 25.22.c) y 26.1.c) de la vigente Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, en orden a la realización de actividades diversas para la protección de personal y bienes en situaciones de emergencia.

Igualmente, el Real Decreto 1.378/85, del 1 de agosto, sobre medidas provisionales para las actuaciones en situaciones de Emergencia en los casos de Graves Riesgos Colectivos, Catástrofes, o Calamidad Pública, se atribuye competencias a los Alcaldes para la adopción de cuantas actuaciones contribuyan a evitar, controlar y reducir los daños causados por las situaciones de emergencia en su Término Municipal.

El ejercicio de estas competencias tiene que llevarse a cabo fundamentalmente, mediante actuaciones de los Ayuntamientos y de los Alcaldes, con la colaboración de un Concejal Delegado del Servicio, así como con la intervención coordinada de los Servicios Municipales dedicados de modo ordinario y permanente al cumplimiento de fines coincidentes con las necesidades derivadas de las situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.

Asimismo, en los números 3 y 4 del artículo 30 de la Constitución Española, se determina que podrá crearse un Servicio Civil para el cumplimiento de fines de interés general y que mediante Ley se regularán los deberes de los ciudadanos en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, por lo que parece necesario que, sin perjuicio de lo que pueda establecerse en la legislación reguladora del Servicio Civil y de la Protección Civil sobre cuanto antecede, se completen los recursos municipales mencionados con la incorporación de los ciudadanos a los Servicios Municipales de Protección Civil ofreciéndoles así oportunidades para asumir y realizar, voluntariamente el cumplimiento de los deberes que la Constitución les atribuye en las circunstancias aludidas anteriormente.

Para articular las oportunidades de colaboración de los ciudadanos, individualmente considerados, con la Protección Civil municipal, parece conveniente reglamentar la organización y funcionamiento de una Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de este Municipio que se vinculará a los Servicios básicos de intervención en emergencias dependientes del Ayuntamiento para realizar las tareas que procedan, sin perjuicio de lo que pueda establecerse en las leyes sobre prestación personal y de servicios con carácter obligatorio.

En su virtud, previo acuerdo del Ayuntamiento, se aprueba el Reglamento de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, de este Municipio, que se transcribe seguidamente.




CAPITULO I: FINALIDAD


ARTICULO 1º.- La Protección Civil Municipal tiene como fin la configuración de una Organización en base a los recursos municipales y a la colaboración de las entidades privadas y de los ciudadanos, para garantizar la coordinación preventiva y operativa respecto de la protección de personas y bienes ante los daños producidos por las situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, mediante la realización de actividades que permitan evitar las mismas, reducir sus efectos, reparar los daños y, en su caso, contribuir a corregir las causas productoras de los mismos.

ARTICULO 2º.- La organización y funcionamiento de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, como modalidad de incorporación de los ciudadanos a las actividades de ésta, se regirá por lo establecido en el presente Reglamento, así como por las instrucciones y directrices que a efectos de coordinación general se dicten por el Ministerio del Interior y la Comisión de Protección Civil de la Junta de Andalucía.

ARTICULO 3º.- Podrán vincularse a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, únicamente las personas físicas, salvo excepciones, que tengan interés en colaborar directamente en las actividades propias de los Servicios básicos de Protección Civil, dependientes del mismo.

ARTICULO 4º.- Asimismo, la actividad voluntaria de los interesados es independiente de la obligación que como vecinos pudiera corresponderles en relación con la realización de la prestación personal y de transportes a que se refieren los artículos 564 y 571 de la Ley de Régimen Local vigente, según Texto Refundido aprobado por el Decreto de 24 de julio de 1.955, u otras prestaciones equivalentes que puedan establecer leyes especiales como la de Incendios forestales o las que se regulan en la Ley de Protección Civil y del Servicio Civil.

CAPITULO II: ORGANIZACIÓN


ARTICULO 5º.- La colaboración voluntaria y por tiempo determinado de los vecinos a la Protección Civil Municipal se llevará a cabo mediante la incorporación de los mismos a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil a que se refiere el presente Reglamento.

ARTICULO 6º.- La Agrupación dependerá directamente del Alcalde, que podrá delegar el ejercicio de sus funciones y competencias en el Concejal Delegado del Servicio. No obstante, la Agrupación se encuadrará orgánica y funcionalmente en la Unidad municipal de que dependan los Servicios de Seguridad y Policía Municipal y en su caso de Contra Incendios y salvamento.

ARTICULO 7º.- La vinculación del voluntario con el Ayuntamiento no tiene el carácter de relación laboral o administrativa, sino tan solo de colaboración voluntaria para la prestación de Servicios de modo gratuito y altruista, como medio de realización de acciones humanitarias y de solidaridad social que constituyen el fundamento de las relaciones de buena vecindad.

ARTICULO 8º.- Podrán incorporarse a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil como colaboradores en misiones de orientación, asesoramiento y asistencia técnica, los vecinos de formación y experiencia suficiente en el ejercicio profesional o vocación relacionada con alguna de las entidades de este Servicio Público.
    
Asimismo, podrán incorporarse a la Agrupación como Voluntarios activos todos los residentes mayores de 18 años que, disponiendo de tiempo libre, superen las pruebas de aptitud psicofísicas y de conocimiento relacionados con protección civil.

ARTICULO 9º.-
La incorporación a la Agrupación se hará siempre en virtud de solicitud del interesado acompañada de una declaración de no hallarse inhabilitado para funciones públicas por sentencia firme y del compromiso de honor de conocer y aceptar el contenido de este Reglamento, así como de lo dispuesto en la normativa vigente sobre Protección Civil y de ejecutar las tareas que se le encomienden por las Autoridades competentes o sus delegados y agentes.

ARTICULO 10º.- La condición de miembro de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, faculta únicamente para realizar las actividades correspondientes a la misma en relación con situaciones de emergencia en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública. Los componentes del mismo no podrán realizar, amparándose en la misma, ya sea en relación con los mandos de ella o en otras personas, actividades de carácter personal o de finalidad religiosa, política y sindical.

ARTICULO 11º.- La Agrupación se estructura, orgánica y funcionalmente, del siguiente modo y en razón a los efectivos que existan a disposición de la misma, articulándose en el Orden que se indica.

  • Unidad de Voluntarios, compuesta por 30 voluntarios, divididas en 5 Secciones: Sanitaria, Transmisiones, Acción Ciudadana, Contra Incendios y Salvamento y Logística.
  • Cada Sección, tendrá un Jefe así como cada una de las Secciones que la componen. Cada Sección estará compuesta por 6 personas, excepto la de Logística que tendrá 5.
  • De cara a la Intervención en situaciones de alto riesto potencial o emergencia, se actuará como Secciones o bien incorporándose a las Secciones Municipales ya existentes: Policía Municipal o Servicio Contra Incendios y Salvamento.


ARTÍCULO 12º.- La Agrupación Municipal de Voluntarios dependerá directamente del Alcalde-Presidente como jefe local de Protección Civil y, por delegación de este, del Concejal Delegado del Servicio, y se integrará funcionalmente en el Servicio Municipal de Protección Civil.

ARTICULO 13º.- El Jefe de la Agrupación será designado por el Alcalde-Presidente, a propuesta del Concejal Delegado del Servicio y a propuesta del Jefe de la Agrupación, los jefes de Sección.

ARTICULO 14º.- Todos los componentes de la Agrupación deberán ir uniformados correctamente y con los distintivos del Municipio y de la Junta de Andalucía.

ARTÍCULO 15º.- Por el Servicio de Protección Civil se elaborarán y formularán propuestas para aprobación de las normas de carácter especial o general que sean necesarias para el desarrollo y aplicación de este Reglamento, así como para la regulación de la actividad de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

La aprobación de la norma general, corresponderá al Alcalde, y las especiales al Concejal Delegado del Servicio y funcionario con funciones equivalentes o por el Alcalde, directamente, cuando lo estime procedente.

Con independencia de las normas aludidas, se aprobarán, editarán y distribuirán los manuales de actuación que proceda.

 

CAPITULO III: FORMACIÓN Y PERFECCIONAMIENTO


ARTICULO 16º.-
La formación tendrá como finalidad la orientación de los aspirantes a miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil sobre los conocimientos básicos relacionados con la caracterización de este Servicio público, así como contribuir a la selección de los que proceda y facilitar la captación de estos para incorporarse en condiciones de eficacia a la correspondiente unidad de intervención.

ARTICULO 17º.- La actividad formativa se articulará del siguiente modo:

a) Cursillo de orientación de aspirantes al voluntariado de Protección Civil.
b) Cursos de formación básica de los aspirantes seleccionados para incorporarse a la Agrupación.
c) Cursos de perfeccionamiento para los voluntarios pertenecientes a la Agrupación.
d) Ejercicios prácticos con carácter periódico para mejora permanente de la preparación de los componentes de la Agrupación.

Los cursos tendrán un contenido teórico-práctico determinado de conformidad con la normativa dictada por la Dirección General de Protección Civil y homologada por la Comisión de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Además de cuanto antecede, la actividad formativa se completará con las siguientes actividades:

a) La organización de bibliotecas y fondos de comunicación sobre Protección Civil y especialmente, en relación con la organización y funcionamiento de agrupaciones de colaboradores voluntarios y otras modalidades de participación ciudadana en las actividades de Protección Civil.
b) El mantenimiento de relaciones de colaboración mútua con otras Administraciones Públicas o entidades privadas relacionadas con Protección Civil.
c) La elaboración y edición, y, en su caso, promoción de publicaciones periódicas y unitarias sobre temas de Protección Civil, y especialmente, las destinadas a la formación de voluntarios y a la divulgación de recomendaciones a la población sobre factores de riesgo potencial de emergencia y comportamiento ante los mismos.

CAPITULO IV: DERECHOS Y OBLIGACIONES


ARTICULO 18º.- El voluntario de Protección Civil, tiene derecho a usar los emblemas, distintivos y equipos del Servicio, así como los de la categoría que le corresponda, en todos los actos públicos a que sean requeridos, siendo obligatorio su uso en casos de intervención especial, siniestros o calamidades, a efectos de identificación.

ARTÍCULO 19º.- Asimismo, tiene derecho a elevar sus peticiones, sugerencias y reclamaciones al Alcalde, Concejal Delegado de Protección Civil, Delegado de Seguridad y Policía Municipal o al funcionario equivalente, a través de sus mandos naturales o directamente cuando, en el plazo de veinte días, su escrito no hubiera sido contestado.

ARTICULO 20º.- Los riesgos en el servicio del voluntario estarán cubiertos por un seguro de accidentes garantizado por la Junta de Andalucía para aquellos que pudieran sobrevenirle durante su actuación, abarcando indemnizaciones por disminución física, invalidez, fallecimiento y asistencia médico-farmaceútica.

 Los daños y perjuicios que pueda causar un componente de la Agrupación en sus actuaciones estarán cubiertos por un seguro de responsabilidad civil. No obstante, el Ayuntamiento, según lo previsto en la Ley de Responsabilidad de la Administración Pública, hará frente a aquellos daños que no estén amparados por el seguro.

La modalidad de las correspondientes pólizas de seguros y cuantías de las indemnizaciones serán fijadas por el Ayuntamiento a propuesta del Concejal Delegado.

ARTICULO 21º.- Todo voluntario de Protección Civil se obliga a cumplir estrictamente sus deberes reglamentarios, cubrir un mínimo de sesenta horas anuales, cooperar con un mayor esfuerzo, interés, disciplina y espíritu social en cualquier misión de socorro, ayuda y rescate de víctimas, de su evacuación, asistencia, vigilancia y protección de las personas y bienes, así como en toda otra misión que le encomienden los mandos de la organización o las autoridades de quien dependa durante su actuación.

ARTICULO 22º.- El voluntario deberá incorporarse a la mayor brevedad posible a su lugar de concentración en caso de catástrofe o emergencia.

Asimismo, tendrá la obligación de poner en conocimiento de los mandos de la Agrupación o autoridades, la existencia de hechos que puedan suponer riesgos para las personas o los bienes.

ARTICULO 23º.- En ningún caso los voluntarios o el colaborador actuarán como miembros de Protección Civil fuera de los actos de Servicio. Ello no obsta para que, usando sus conocimientos y experiencias, intervenga con carácter estrictamente particular, en aquellos hechos requeridos por su deber de ciudadanía.

ARTICULO 24º.- La pertenencia de los voluntarios y colaboradores al Servicio Municipal de Protección Civil, será gratuita y honorífica, sin derecho a reclamar al Ayuntamiento retribución ni premio alguna, salvo las indemnizaciones por accidente que pudieran corresponderles de acuerdo con lo especificado en el artículo 20.

ARTICULO 25º.-
El voluntario tiene la obligación de mantener en perfectas condiciones de uso el material y equipo que puediera serle confiado, comprometiéndose a pagar los daños que causara en los mismos debido al mal trato o falta de cuidado.

CAPITULO V: RECOMPENSAS Y SANCIONES


ARTICULO 26º.- Las conductas de los componentes de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil será objeto de valoración por los procedimientos que se establezcan en las correspondientes instrucciones de desarrollo de este Reglamento. Se distinguirán como proceda las conductas meritorias y se sancionarán, de conformidad con lo establecido en este Reglamento, las infracciones a lo previsto en el mismo.

La valoración corresponderá al Concejal Delegado del Servicio o al funcionario equivalente, y a iniciativa del mando natural de la unidad correspondiente.

Las recompensas y sanciones se anotarán en el expediente personal del interesado.

ARTICULO 27º.- La acción meritoria que implique un nivel de dedicación superior a los deberes ordinarios del Servicio o riesgos para la vida o la integridad de los voluntarios, podrán ser recompensadas con el reconocimiento público mediante el correspondiente escrito de la Alcaldía o la formulación por la misma de propuesta para la concesión de la Medalla al mérito de la Protección Civil, creada por Orden de 24 de abril de 1.982, y otras distinciones que puedan conceder las distintas Administraciones Públicas o el Ayuntamiento, en su caso, para premiar actos de esta naturaleza especial.

ARTICULO 28º.- Las infracciones a lo dispuesto en este Reglamento se sancionarán previa la tramitación del correspondiente expediente.

No se podrán imponer sanciones sin audiencia del interesado.
    
Las faltas se considerarán leves, graves y muy graves.

I. Se estimarán como faltas leves y se sancionarán con apercibimiento o suspensión de hasta un mes, atendiendo a las circunstancias que concurran, las siguientes:

a) El descuido en la conservación y mantenimiento del equipo y material que tuvieran a su cargo en el cumplimiento de las misiones encomendadas.
b) La desobediencia a los mandos del Servicio, cuando ello no suponga mal trato de palabra y obra y no afecte al Servicio que deba cumplirse.
c) Las demás infracciones u omisiones, con carácter leve, al presente Reglamento.

II. Se considerarán faltas graves y se sancionarán con suspensión desde uno a seis meses, atendiendo a las circunstancias que concurran, las siguientes:

a) Negarse al cumplimiento de las misiones que le sean encomendadas, sin causa.
b) La utilización fuera de los actos propios del servicio del equipo, material y distintivos de Protección Civil.
c) El deterioro por negligencia, pérdida del equipo, material, bienes y documentos del Servicio a su cargo y custodia.
d) Las omisiones o infracciones graves a lo preceptuado en este Reglamento y en particular a su artículo 10º.
e) La acumulación de tres faltas leves.

III. Serán causas de expulsión, como consecuencia de falta muy grave, las siguientes:

a)    Dejar de cumplir, sin causa justificada, las exigencias del Servicio.
b)    Observar mala conducta o haber sido sancionado reiteradamente por faltas graves.
c)    Haber sido condenado por cualquier acto delictivo a excepción de las condenas derivadas de accidentes de circulación.
d)    Utilizar o exhibir indebidamente las identificaciones del Servicio.
e)    La agresión de palabra y obra a cualquier miembro del Servicio y la desobediencia que efectúe a la misión que deba cumplir.
f)    El negarse a cumplir las sanciones de suspensión que le fueran impuestas.
g)    El incumplimiento muy grave de lo establecido en el presente Reglamento y en especial en su artículo 10º.

CAPITULO VI: RESCISIÓN DEL VÍNCULO CON LA AGRUPACIÓN


ARTICULO 29º.- La relación de colaboración voluntaria con el Ayuntamiento se terminará a petición del interesado, por fallecimiento del mismo, declaración de incapacidad, solicitud de baja temporal o difinitiva, pérdida de la condición de vecino o quedar incurso en situación de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos por sentencia firme.

ARTICULO 30º.- Se considera baja temporal en la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, la suspensión de la actividad en la misma como consecuencia de sanción, la ausencia inferior a tres meses que tenga motivos justificados que haya sido comunicada oportunamente, así como la interrupción de la prestación por la incorporación al Servicio Militar o por embarazo, atención del recién nacido o enfermedad.

ARTICULO 31º.- Será causa de baja definitiva en la Agrupación la petición del interesado y la incomparecencia del mismo por tiempo superior a tres meses, sin causa justificada; el incumplimiento de los servicios mínimos exigidos en el artículo 21º, o la negativa a cumplir el requerimiento de prestación de actividad en una zona siniestrada determinada o a permanecer en la misma en el puesto que se le encomiende.

ARTICULO 32º.- Acordada la baja y notificada al interesado, por este se procederá a la inmediata entrega de la documentación de identidad, distintivo, uniformidad, equipo y material que le haya sido adjudicada por el Ayuntamiento.

ARTICULO 33º.- En todo caso se expedirá, a petición del interesado, un certificado en el que consten los servicios prestados en la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil y la causa por la que se acordó la baja.

DISPOSICIONES FINALES


1ª.- Por la Alcaldía, Concejal Delegado del Servicio o funcionario con misiones equivalentes, se dictarán las instrucciones y directrices que sean necesarias para el desarrollo y aplicación de este Reglamento.

2ª.- Este Reglamento entrerá en vigor el día siguiente a la publicación en el B.O. de la Provincia, de la resolución de la Alcaldía, de aprobación definitiva.

DISPOSICION TRANSITORIA

El contenido del presente Reglamento se considerará provisional y, en consecuencia, se adaptará a las normas que proceda de las leyes que regulen, en su día, el Servicio Civil y la Protección Civil, de conformidad con lo establecido en los números 3 y 4 del artículo 30 de la Constitución y, en su caso, por otras disposiciones de carácter general del Gobierno o el Ministerio del Interior del Gobierno Autónomo o la Comisión de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

..........................

DILIGENCIA.- Se extiende para hacer constar que el presente Reglamento, cuyo texto fue  aprobado por acuerdo plenario de fecha 26 de febrero de 1992,  y publicado, a efectos de su entrada en vigor, en el Boletín Oficial de la Provincia de Huelva núm. 76, de fecha 4 de abril de 1997., fue modificado en su artículo 8, conforme a lo acordado en sesión plenaria de 27 de junio de 1997, habiendo aparecido publicado el texto de dicha modificación en el Boletín Oficial de la Provincia de Huelva, núm.235, de fecha 11 de octubre de 1997.

Aljaraque, a 30 de enero de 2004.

  EL SECRETARIO GRAL.,


Fdo.: Luis Manuel Sánchez González